A la Comunidad

Los medicamentos y el embarazo

Los medicamentos y el embarazo

Dra. María Rosa González Negri

Medica Pediatra, especialista en Toxicología y Medicina Legal.
Médica de Planta de la Unidad de Toxicología del Hospital de Niños “Dr. Ricardo Gutiérrez”.
Profesora Titular de Toxicología – Catedra de Toxicología – facultad de Medicina – UBA.
Magister en Sistemas y Servicios de Salud – UBA.


Medicamentos: información para embarazadas

¿Qué debe saber una mujer que está embarazada o desea estarlo?

En los prospectos siempre leemos que los medicamentos están casi en un 100% contraindicados en el embarazo, y eso es cierto.
Tanto para los medicamentos de venta libre, como los de venta bajo receta o receta archivada.

¿Todos los medicamentos atraviesan la placenta? ¿Todos los medicamentos llegan al embrión?

Sí. Aunque sea en minúsculas concentraciones. Es importante, que sin asustarse las mujeres embarazadas sepan lo siguiente, los medicamentos luego de ser aprobados, son controlados por los Sistemas de Vigilancia de Medicamentos en la mayoría de los países, y son las décadas de uso masivo las que nos han demostrado que sólo hay que medicar a una mujer embarazada cuando sea absolutamente necesario.
Por lo tanto, sólo un médico puede indicar medicación a una embarazada.

Toda mujer que esté en duda de estar embarazada debe decírselo a su médico tratante, aún siendo una consulta ocasional de emergencia a un médico que no conozca. Y siempre, leer el prospecto para saber si puede o no tomarlo.
Los medicamentos nuevos, están todos contraindicados también en el embarazo.

Si un médico prescribe medicación a una embarazada, debe asesorarse sobre la categorización que la comunidad científica da en ese momento, a ese medicamento que requiere por distintas circunstancias a prescribir a esa madre embarazada.

¿Qué ocurre si la mujer embarazada padece una enfermedad crónica o aguda durante el embarazo y tiene que necesariamente recibir medicación?

Ejemplo de enfermedades crónicas (es decir, enfermedades en las que la madre debe recibir medicación toda la vida) epilepsia, cardiopatías, enfermedades autoinmunes, diabetes u otras. En estos casos, de preferencia debe establecerse un equipo tratante entre el obstetra, el especialista de la enfermedad de base y un toxicólogo clínico.
Si en cambio padece una enfermedad aguda, simultáneamente con su embarazo, deberá consultar con su médico tratante la conveniencia del tratamiento prescripto, quien adecuará las dosis y la duración del mismo, para minimizar los riesgos.

En la era tecnológica que estamos transitando, ya no hay distancias ni obstáculos para las comunicaciones en general, y los profesionales cuentan con herramientas para hacer un trabajo interdisciplinario adecuado a las circunstancias que toda madre y su hijo necesitan.

¿Qué ocurre con las medicaciones transitorias?

Como, por ejemplo, el caso de una infección urinaria, de alta frecuencia en los embarazos. Deberá consultar con su médico tratante la conveniencia del tratamiento prescripto, quien adecuará las dosis y la duración del mismo, para minimizar los riesgos. Nunca y en ningún caso es aconsejable automedicarse.

NUNCA recibir medicamentos fuera de la prescripción de un médico. Sólo los médicos y los odontólogos pueden prescribir medicamentos y son responsables de lo que prescriben.

NUNCA automedicarse.

NUNCA utilizar medicamentos alternativos o de dudosa procedencia.

Los medicamentos y el embarazo

Los medicamentos atraviesan la placenta y el impacto que recibe la madre, puede ser muy distinto, perjudicial o poner en riesgo la vida del bebé que se está gestando en el útero materno.

Es recomendable que la mujer embarazada lea el prospecto siempre antes de utilizar un medicamento y /o comunicarse a un Centro de toxicología  de atención telefónica las 24 hs. (Línea de Atención Telefónica Gratuita: 0-800-444-8694), ya que, aunque una medicación sea conocida por décadas, siempre aparecen alertas, que dichos Centros poseen en forma de actualización permanente, en sus bases de datos.

En cualquier situación de las citadas u otras posibles, se aconseja consultar a un médico Toxicólogo clínico dado su riguroso perfeccionamiento en estos temas.

Frente a dudas o inquietudes también es aconsejable, solicitar asesoramiento en algún Centro de intoxicaciones de atención telefónica gratuita las 24 hs. y/o solicitar una consulta presencial.