Para Profesionales

Abuso y Adicción a la Metanfetamina

Las anfetaminas pertenecen al grupo de drogas conocidas como psicoestimulantes –Clasificación de Drogas de Abuso – Goodman-Gilman – o analépticas, debido a que estimulan la actividad mental y nerviosa.

L. Edelano sintetizó por primera vez las anfetaminas en 1887. Pero en el año 1920, buscando un sustituto sintético de la efedrina, Gordon Alles descubrió que el compuesto original sulfato de anfetamina y su dextroisómero, aún más activo, poseían la capacidad de estimular el sistema nervioso central.

En 1936 Smith Kline & French, la introdujo en la práctica médica bajo el nombre comercial de Benzedrina®. Más tarde sale al mercado su isómero más activo, la dextroanfetamina comercializada como Dexedrina®

Luego de su inclusión en las listas de Sustancias Controladas, ambos tipos de anfetamina aparecieron en el mercado negro norteamericano bajo apelativos relacionados con sus efectos subjetivos tales como speed (velocidad) y uppers (activadores).

Originalmente su utilización – por prescripción médica – estaba indicada en:
– Narcolepsia (ataques intermitentes de sueño profundo)
– Trastornos de falta de atención, daño cerebral mínimo.

Fuera de la prescripción médica era utilizada en:
– Deportistas, como estimulantes para mejorar su rendimiento físico
– Como supresores del apetito (anorexígenos)

La metanfetamina resulta de la adición de un grupo metilo en el átomo de nitrógeno de la anfetamina. La metanfetamina se desarrolló en el Japón en 1919, fue estudiada en Alemania en 1938 y se utilizó para contrarrestar la fatiga entre los soldados del eje durante la Segunda Guerra Mundial. Luego se comercializó ampliamente con los nombres de Maxitron® y Metedrina®.

Cuando llegó pura y cristalizada a los Estados Unidos recibió su nombre callejero más conocido en la actualidad: Ice (hielo).

Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de los EUA, dirigido por la Dra. Nora Volkov.
https://www.docdroid.net/lJZZ5iv/nida.pdf
Actualizado: Septiembre de 2007