A la Comunidad

PREVIAS, UPD (último primer día), CHUPINAS, etc.

PREVIAS, UPD (último primer día), CHUPINAS, etc.

Lic. María de los Ángeles De Paoli
Psicóloga. División Toxicología. Hospital “Juan A. Fernández”

Lic. María de los Ángeles Lujan
Psicóloga. Docente en Facultad de Psicología. U.B.A


Las así denominadas prácticas de consumo en los adolescentes interrogan nuestro lugar como profesionales ¿Qué nombre le corresponde a estos fenómenos actuales? Podríamos decir que se trata de excesos, pero no como aquello propio de la pubertad que implica cierto desborde o transgresión, sino como un puro exceso que no se tramita por ninguna vía habitual de sublimación (deporte, música, estudio, etc.) sino que se repliega sobre sí mismo.

¿Qué escuchamos? ¿Qué decimos?

Cuando les preguntamos a los jóvenes sobre esto, solo contestan por sí o por no, sin que puedan generar ningún sentido sobre el porqué de experimentar estas situaciones; como si se tratara de un accionar comandado por el grupo, sin otro objetivo más que tomar alcohol…porque sí.

Y esto nos remite a qué tipo de mensajes se dan para que este hacer a secas, sin un discurso que lo enmarque en lo simbólico, tenga protagonismo en las escenas en las que se autoconvocan los adolescentes, que claramente no tienen el carácter de encuentro, ni de afirmación del lazo social.

Escuchamos a los adultos decir: “solo me importa que seas feliz” (…) “yo te di todo”, etc., discursos que les auguran felicidad y completud pero sin acompañarlos en el camino del descubrimiento y del proceso hacia ello, solo marcando el punto de llegada.

La dificultad que esto presenta es que no permite desarrollar ese instinto de búsqueda y de sostenimiento del deseo que se satisface justamente en ese recorrido hacia algo.

A cambio de eso se tapa lo que interrogan, con objetos que no dejan espacio, ése espacio necesario que en lugar de generar la posibilidad del ejercicio de individuación y separación como salida exogámica, los empuja a la nada: el vacío de sentido.

¿Qué puede aportar la psicología a la problemática?

Consideramos que los consumos problemáticos de la actualidad exigen una revisión de este nuevo orden en el que se inscriben las toxicomanías y las adicciones en sus diversos modos de aparición.

Su presentación puede ser entendida siguiendo dos dimensiones de análisis. Ambas actúan como factores que influyen en la subjetividad de cada quien y llevan a cierto nivel de malestar que motiva las consultas que recibimos:

  • la primera, más amplia, como un síntoma social que expresa el conflicto contemporáneo producto de los efectos de la declinación de los grandes ideales y la dificultad en sostener proyectos que involucren una escala temporal a largo plazo, ya que hoy en día las coordenadas de satisfacción se sostienen en lo inmediato;
  • la segunda, en una escala a nivel personal y del entorno más cercano, nos advierte de cierto desorden en los vínculos primarios y de las redes de contención en los distintos ámbitos que participa: escuela, trabajo, familia, grupos de recreación, deporte, etc. Estos son pensados como factores de protección y su falla contribuye a generar condiciones de vulnerabilidad para el individuo ante la eventual exposición a un problema, incluido el consumo problemático de sustancias.

En la mayoría de los casos, la persona realiza la consulta porque algo de la sustancia utilizada no genera el efecto que dio inicio al consumo o es compelido por la demanda del entorno que advierte la situación.

El abuso de sustancias se presenta como un fenómeno de gran impacto sociocultural y clínico, siendo cada vez más precoz la edad de inicio en la experimentación. Esto nos plantea el desafío de mejorar la calidad de respuesta a las consultas y su atención en un dispositivo terapéutico adecuado.

Desde la Psicología nos interesa situar cuál es la función que está cumpliendo la sustancia toxica en el psiquismo de la persona. Es decir, ubicar de qué se defiende el sujeto o qué tipo de exceso tramita al utilizar una sustancia psicoactiva, para enfrentarse con las diferentes situaciones de la vida.

Esto va a orientar el tratamiento que se ofrece al paciente y/o grupo familiar, desde un enfoque interdisciplinario – medico toxicológico, psiquiátrico, psicológico – facilitando un espacio que habilite tanto la escucha, como la pregunta por su posición respecto a la problemática del consumo.

Contacto:

Usted puede contactarse para recibir mayor información sobre los espacios de orientación y/o tratamiento que brindamos a familiares o personas que presenten dicha problemática.

Mail: madepaoli@fundartox.org