A la Comunidad

“PREOCUPA EL ABUSO DE ALCOHOL EN LOS JOVENES”

PREOCUPA EL ABUSO DE ALCOHOL EN LOS JOVENES

Medio: La Nación
Publicada: 22 de Enero de 2021


Se necesita replicar activas campañas de concientización sobre los daños acumulativos que produce en el organismo el consumo abusivo de esta droga

El alza del consumo de alcohol en la población juvenil desde edades muy tempranas aumenta las situaciones de embriaguez y refleja una nueva realidad que en forma rápida ha desbordado los modos tradicionales de prevención y control para evitar que este sea puerta de entrada a otras dependencias de sustancias psicoactivas.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) explica que el alcohol es la sustancia psicoactiva más utilizada en todas las edades y cita un estudio del Observatorio de Drogas de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) de 2017 que señala que el 60,5% de los chicos de entre 12 y 17 años lo consumieron. De ese grupo, el 47% lo hizo en forma excesiva y en más de una oportunidad.

Tanto la SAP como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han advertido sobre los riesgos de la ingesta excesiva de alcohol en los menores de edad con la llegada de las vacaciones y sobre los peligros del consumo de bebidas alcohólicas durante la pandemia de Covid-19. Sin embargo, ello no impidió que aumentaran de manera alarmante durante la larga cuarentena.

La presencia del alcohol excesivo crea en los adolescentes un patrón de dependencia psíquica a la hora de relacionarse. Cuando es imperioso beber o estar alegre para poder socializar o realizar determinadas actividades, o solo para relajarse, entramos en un terreno peligroso que puede conducir a una nefasta dependencia alcohólica de por vida. Quienes se inician en el consumo a los 11 o 12 años tienen casi diez veces más posibilidades de generar una dependencia que quien arrancó pasados los 19.

Conscientes de estas implicancias, el siempre activo Consejo Publicitario Argentino (CPA) lleva adelante una campaña dirigida a prevenir el consumo en jóvenes. En busca de nuevas experiencias y sensaciones, miles de jóvenes están dispuestos a desafiar, con sus conductas y actitudes, las más elementales normas de convivencia, de responsabilidad comunitaria y las que marca el sentido común. La tolerancia social ante un naturalizado consumo de alcohol ha permitido que se escale a nuevas instancias disminuyendo la percepción de los riesgos y daños que el alcohol produce, cada vez más peligrosos y de consecuencias irreversibles en muchos de los casos.

Ver nota completa

Recibí información